Más de 20 mil personas asistieron ayer al estadio de Las Gaunas, en Logroño, para presenciar el tradicional partido solidario para recaudar fondos contra la drogadicción. Sin embargo, la edición de este año acabó por primera vez en la historia con una aplastante victoria del equipo defensor de los estupefacientes: 0 a 12. Los cerca de 200.000 euros recolectados irán a parar esta vez a los bolsillos de varios chándales de toda España.

El equipo de la droga logró confundir al rival, eliminando sus líneas defensivas. Juan José Camuñas, entrenador simbólico del equipo Drogas No, se mostraba sorprendido por el 0–12 final. “No sabemos cómo pero han salido muy animados, aullando e increíblemente motivados, así que hemos perdido”, comentaba en la zona mixta.

Igual de sorprendido acabó el partido Luis Enrique, técnico barcelonista y jugador del equipo contra las drogas: “No me lo esperaba, aunque es cierto que en el Drogas sí hay mucho crack”.

Por su parte, El Jonathan, técnico del equipo morado, se mostraba satisfecho con la actitud de sus jugadores. “Ellos han atacado con uñas y dientes. Nosotros sólo con uñas”, afirma mientras muestra su desdentada sonrisa. Y añade: “Este año no somos los únicos que hemos pinchado”.

Quizá, lo más sorprendente del partido fue el repentino cambio de camiseta de Maradona. “Diego Armando fue a visitar al equipo rival en el descanso”, explica Camuñas. “No sé qué pasó ahí dentro, pero salió con la camiseta del Drogas Sí”. Apenas tres minutos después de iniciarse el segundo tiempo, el argentino marcaba un golazo por la escuadra, en un precioso remate con la mandíbula.

El rey Felipe VI entregó el trofeo, el Tabique de Platino, a unos emocionados ganadores, a juzgar por sus ojos vidriosos. Aunque el momento más emotivo tuvo lugar a la salida del estadio, cuando varios niños, emocionados al ver a sus ídolos, pidieron sendos Marlboro a los miembros del Drogas Sí.