Todo el mundo conoce a Papá Noel pero, ¿quién es realmente esta figura entrañable y bonachona? ¿Cuál es su auténtica identidad? A continuación detallamos diez personas con más probabilidades de ser quien se esconde detrás de Papá Noel.

San Nicolás de Bari

Mucha gente baraja esta posibilidad pero no tiene ningún sentido. Papá Noel no tiene acento italiano, no viste a la moda y en el Siglo III, año en el que vivió, no había Coca-Cola.

 


 

Papá y mamá

Lo han confesado en múltiples ocasiones pero parece improbable que sean ellos porque no se ausentan en ningún momento de casa durante el 25 de diciembre. A mamá le darían miedo los renos, además.

 


 

El padre de Ramón

Se le ha visto llorando en el baño de El Corte Inglés vestido de Papá Noel en una ocasión. Olía a vodka como siempre, tenía la barba colgada al cuello y una mirada derrotada sin ningún espíritu navideño.

 


 

Tim Allen

Este camaleónico actor hizo un papel tan certero en la película Santa Claus que son muchos los que consideran que sólo el verdadero Papá Noel podría haber captado tan bien la esencia del personaje. Tim Allen nunca después volvió a hacer una interpretación brillante, ni siquiera respetable.

 


 

Morgan Freeman

Este actor ya se escondía tras la identidad de Dios y de Nelson Mandela, no sería descabellado que también fuese Papá Noel.

 


 

Rubén

Rubén podría ser Papá Noel pero no sabe mentir, así que probablemente no lo sea. Sin embargo, está gordo y ríe así como “he ho he”, lo que le acerca bastante. Cuidado: buen candidato.

 


¿Eres tú, la persona que está leyendo estas líneas ahora mismo, el puto gordo bonachón? ¡Confiesa! No, no creo que seas tú… ¿O quizá sí? No, no creo… ¿O puede que sí? ¿Es postiza esa barba? ¿Eres realmente minusválido? ¿Por qué te ocultas siempre detrás de una pantalla y de kilómetros de cable y código HTML?

A mí no me la juegues, fantoche, que te meto una hostia.

 


 

El Gobierno

La opción de que la Administración esté detrás de la identidad de Papá Noel no sólo es plausible sino incluso deseable. Esto garantizaría un reparto equitativo de los regalos en función de la renta. Sin embargo, el hecho de que Santa Claus actúe a nivel mundial aleja esta posibilidad, dado que eso implicaría la difícil existencia de un organismo supranacional sumamente efectivo.

 


 

Jordi Hurtado

Es una opción que, año tras año, a medida que Jordi no envejece, va cobrando más fuerza. Presentar Saber y Ganar y repartir regalos el 25 de Diciembre es totalmente compatible. También podría ser Papá Noel la voz mágica que se oye en plató y que responde al nombre de ‘Juanjo’ o ‘Juancho’.

 


 

José María Aznar

Aznar está en forma. Es capaz de cualquier cosa y, aunque asegura ser español, habla con acento extranjero.

 


 

José Bretón

Cuidado aquí.

 


 

Melchor

Los Tres Reyes Magos llevan juntos de gira mucho tiempo, pero de todos es sabido que Melchor es el que más ambiciones personales tiene. Desde hace algunos siglos podría estar preparándose el terreno para iniciar su carrera en solitario a base de entregar regalos por su cuenta dos semanas antes de hacerlo con Gaspar y Baltasar.

 


 

Jesucristo

¿Fingió Jesús su propia muerte a los 33 años para empezar de cero? Irse al frío de Laponia tras tantos años vagando por el calor del desierto tendría todo el sentido. Ambos son omnipresentes. Ambos juzgan las acciones de los humanos y actúan recompensando o castigando. Ambos llevan el pelo largo y barba. Ambos son de talante generoso y poco propenso a la ira. El hijo de Dios nació hace 2016 años, sería lógico pensar que en este tiempo se le haya blanqueado el cabello, haya engordado un poco y haya perdido algo de visión.

 


 

Yo

Oh… Oh, Dios mío. Soy yo. Todo viene a mí. Todo… soy yo. Siempre lo he sido. Recuerdo las estrellas formándose bajo mis manos, la Tierra, los primeros hombres. Todo viene a mí ahora claro y cristalino como las gotas de la mañana. Yo soy Papá Noel. Nazco cada 24 de diciembre y muero de nuevo en este cuerpo. Soy yo y todo viene a mí ahora y moriré mañana tras haber cumplido mi tarea y renaceré de nuevo el año que viene.

 


 

 

Volver a la sección