Los romanos empezaron a colgar las luces de Navidad antes del nacimiento de Cristo

LA VIRGEN MARÍA TODAVÍA SE ENCONTRABA EN EL SEXTO MES DE GESTACIÓN

Nuevos hallazgos arqueológicos sitúan la fecha de la primera colocación del alumbrado navideño a finales del mes de septiembre del año 1 antes de Cristo. Este descubrimiento demuestra que los romanos empezaron a colocar las luces de Navidad meses antes del nacimiento de Cristo y, por tanto, antes de que existiera la Navidad.

“Intentaron promover el consumo en Galilea antes del nacimiento del mesías a fin de que todo el mundo adelantara las compras antes de que el cristianismo se estableciera como religión”, ha explicado el arqueólogo John Gallum, de la universidad de Cambridge. Según dice, han encontrado grupos de linternas y candiles que dibujaban formas típicas de la iconografía navideña como campanas y reyes magos.

Existían pesebres vivientes con bebés vestidos de Jesús antes de que naciera Jesús

Las primeras luces conmemorativas del nacimiento de Jesús con las que se engalanaban las calles romanas se diseñaron con anterioridad, cuando la Virgen María todavía se encontraba en el sexto mes de gestación.

Los investigadores creen ahora que fue la presencia de luces con forma de ángeles y estrellas lo que generó la leyenda de la existencia de ángeles de verdad o de la estrella de Belén durante el nacimiento del Hijo de Dios.

“No existía Jesús y no existía la Navidad como tal, pero aún así ya engalanaron las calles de luces”, reitera el investigador. Según dice, también hay datos que señalan que Cristo habría nacido en el domicilio de un familiar de José, pues la pareja había acudido a celebrar la Nochebuena allí “como hacían cada año”.

El grupo responsable del hallazgo también sospecha que los romanos planificaron los puentes de Semana Santa antes del fallecimiento y posterior resurrección de Jesús.