Tras varios años fingiendo recordar con nostalgia la época de la EGB, los autores que hay detrás de la marca “Yo fui a EGB”, que también han publicado libros sobre el tema, se han visto obligados a admitir esta mañana que ninguno de los dos terminó el graduado de la EGB. “Yo no fui casi a la EGB”, ha declarado uno de ellos durante una rueda de prensa.

“Fui quizá dos días y no recuerdo mucho de aquella época, sigo la corriente a mis propios seguidores o me invento cosas”, ha admitido uno de los impostores. También asegura no saber lo que son los “clics” de Playmobil o a qué huelen las gomas de la marca Milan.

Han sido sus propios seguidores los que han descubierto incongruencias en los recuerdos nostálgicos de aquella época que el dúo publicaba en Internet. Los autores de “Yo fui a EGB” llevaban años asegurando haber vivido “esos detalles que todos recordamos”, pero las sospechas de un grupo de usuarios les han obligado a reconocer que han falseado su historia.

“Se limitaban a iniciar frases y enseguida todos empezábamos a recordar cosas, así que sólo tenían que seguirnos la corriente”, explica un seguidor de Facebook que ahora se siente decepcionado.

“Se inventaban los recuerdos y nos sugestionaron a todos con cosas que nunca existieron, como Don Pifostio, el alegre payaso de Televisión Española o los Corchetos, unos ‘snacks’ fabricados con corcho que todos recordábamos haber comprado en los quioscos y que resulta que sólo están en nuestra cabeza por su culpa”, explica otro fan.

Los célebres tuiteros se inventaron recuerdos como el helado “Potorro de Frigo”. Ellos iban sugiriendo reminiscencias de aquella época y la gente contestaba “oh sí, qué recuerdos, aún siento cómo se deshacía en la boca”, completamente sugestionados.

tuitegb

Tras conocerse la farsa, la Generalitat ha retirado a los autores la Creu de Sant Jordi que les concedieron en 2015 como reconocimiento. Los farsantes la han devuelto personalmente pero serán obligados igualmente a asistir a clases de Primaria de la LOMCE.