Considerando que necesita probar “nuevas experiencias”, Jaime Robledo, un aficionado a las videoconsolas en plena crisis de los treinta, ha decidido abandonar su Playstation 4 por una nueva Playstation 4 Pro, una videoconsola más joven, más delgada y mucho más potente que la que lo ha acompañado durante los últimos años, según han informado fuentes cercanas.

“No es por ella, es por mí, necesito este cambio y me da igual reconocerlo”, ha reconocido el monstruo sin escrúpulos.

“Estoy en una etapa de mi vida en la que necesito pensar en mí mismo y, si puedo estar con una más joven, voy a hacerlo”, explica este hombre sin empatía y capaz de olvidar los años de felicidad que ha pasado junto a su actual videoconsola.

Según dice, no es momento de sentimentalismos ni de sentir nostalgia por el pasado “sino de exprimir a tope lo que la vida puede darnos”.

“Tengo treinta años y ya he visto más atardeceres en el Minecraft de los que puedo recordar, he vivido en Liberty City y he muerto y resucitado millones de veces en el Bloodborne… Así que me siento estancado, quiero volver a sentir la emoción de la juventud de nuevo y creo que con ella no puedo”, explica sin derramar una lágrima.

“La memoria quedará en la nube, así que no voy a guardar el cacharro”, dice en referencia a la consola, que piensa cambiar por una nueva en El Corte Inglés aprovechando una oferta que le permite adquirir una Playstation 4 Pro ahorrando el importe de la consola usada.

La vieja PS4 piensa que el jugador la lleva a El Corte Inglés para comprarle algún accesorio bonito de cara a estas navidades. “Supongo que me comprará un mando nuevo, algo que afiance nuestro compromiso”, ha dicho la consola segundos antes de ser usada como moneda de cambio para conseguir el nuevo modelo.

Advertisement