El abeto: el asesino silencioso

LA NATURALEZA DE LA REALIDAD