“No pedimos adhesiones ni apoyo a medidas concretas, queremos un pacto que sirva como marco para aprovechar sinergias con los nuevos millonarios por el futuro de este país”. Con estas palabras se dirigía este mediodía Albert Rivera, líder de Ciudadanos, a los españoles que han sido premiados en el sorteo de la Lotería de Navidad, con quienes está decidido a pactar.

El objetivo de Ciudadanos es, según Rivera, “construir una alternativa viable y de futuro para el décimo que no me ha tocado”, prometiendo a los millonarios que aplicará políticas liberales y de apoyo a las inversiones.

El político ha intentado iniciar una ronda de contactos con todos los premiados con los que quiere pactar y ha previsto una gira por Madrid, Barcelona, Sevilla, Cádiz, Valencia, Fuengirola (Málaga), Huelva y Pinos Puente (Granada). Sin embargo, ninguno de los afortunados ha respondido de momento a la propuesta de pacto, presumiblemente porque están todos ocupados con las celebraciones.

Albert Rivera ha amenazado con unas terceras elecciones si los premiados se cierran a las negociaciones, pero espera que accedan a compartir y colaborar “para salir de esta situación de bloqueo”.