Asumiendo que alguien debe de estar gobernando por él, Mariano Rajoy lleva meses preguntándose por qué nadie le pide explicaciones por su falta de trabajo pero no se atreve a pedir que se lo expliquen temiendo que le empiecen a encargarle cosas, según han informado fuentes cercanas a su psique interior.

“Basta que digas algo para que te empiecen a pedir cosas”, ha declarado Mariano Rajoy en un monólogo interior en el que no ha admitido preguntas.

“Calladito estás más guapo”, ha insistido Rajoy. Según se ha dicho a sí mismo, no estaría de más saber el motivo por el que lleva un año sin legislar pero teme que si pregunta las razones de que haya tan poca actividad de repente “salgan todos los temas a la vez y te atosiguen, Mariano”.

“Basta que le preguntes a alguien y entonces la gente se relaja y te pide que hagas su trabajo”, ha pensado Rajoy esta mañana, esperando no recuperar el ritmo de los primeros años de la legislatura, cuando se veía obligado a ir atendiendo a mucha gente “todo el tiempo y cada día”.

“Si no se quejan será que todo va bien, que el país funciona. La curiosidad mató al gato, no preguntes nada”, se ha dicho Rajoy. La mente del presidente en funciones considera que, si no hace nada, es porque “el gobierno que formaste, Mariano, funciona como la seda y ya no hay que estar pendiente de todo, como antes”.

“Muy bien, Mariano”, se ha dicho a sí mismo, dándose ánimos.

El presidente en funciones considera que el último año sin trabajar ha sido posible gracias a una gestión “ejemplar” de los primeros años de la legislatura. El Gobierno actual, por tanto, “ya funciona solo, gracias a ti, Mariano”, según ha declarado en su mente.

“Un buen gobierno es aquel que no necesita al presidente, por eso llevas meses sin hacer nada, no hace falta preguntarle a nadie porque esto es lo normal en los buenos gobernantes”, ha concluido dando por zanjado el tema, según las fuentes.

A última hora, miembros del equipo de Rajoy le han informado de que podrá formar gobierno en cuestión de días.