La primera modelo de pasarela del mundo concebida íntegramente en el programa de retoque fotográfico Photoshop ha nacido esta mañana en el Santa Rosa Memorial Design Studio, en Londres. Según ha publicado la revista In Style, la criatura se encuentra en perfecto estado de revista y ha pesado 2’34 megas.

“Este nacimiento no habría sido posible sin todos los donantes que acudieron al banco de imágenes”, señala Bernard Travis, jefe del proyecto y auténtico “padre” de la criatura. Los expertos llevaron a cabo un complejo proceso de selección para que la modelo heredara las mejores características fenotípicas, empleando la controvertida herramienta del tampón de clonar. “Han sido nueve meses de trabajo y esfuerzo por mucho que se haya utilizado la varita mágica”, admite Travis.

El momento decisivo fue el de juntar todas las capas. “Es la hora de la verdad, el momento de comprobar si la criatura está bien o tiene algún defecto”, explica el diseñador. “El parto en sí es lo más rápido: le das a ‘guardar como’ y trasladas la criatura al disco duro externo para que esté protegida”, dice.

El éxito del alumbramiento ha situado a la recién nacida en la portada de todas las revistas y se espera que pronto se convierta en embajadora de alguna marca de cosmética.

“Es una supermodelo con los rasgos de otras supermodelos que servirá de modelo para las futuras modelos”, concluye el experto, que ya piensa en “la parejita”.