Reconociendo que todos los bares usan un único cartón de leche para servir todos los cafés, la Federación Española de Hostelería ha anunciado esta mañana que lo que los clientes llaman “leche de soja” no existe en realidad y que llevan años sirviendo leche normal a todos los que la solicitan. “La salsa de soja sí que viene de la legumbre pero la leche de soja, lógicamente, no es algo que pueda existir”, explican los propietarios de las cafeterías en un comunicado.

El texto explica que los hosteleros no pueden siquiera imaginar en qué podría consistir la llamada “leche de soja” que sus clientes insisten en pedir, pero aseguran que no existe tal opción y que, ante su ausencia, seguirán sirviendo leche entera de vaca. “Cualquier persona puede apreciar la diferencia entre una vaca y la soja, nada que ver”, dicen en el comunicado.

“Es imposible ordeñar la soja”, insisten.

“La leche viene de la vaca y eso es lo único que hemos tenido siempre”, sentencian los hosteleros. También aprovechan el texto para recordar una vez más que la diferencia entre el café descafeinado de máquina y el café normal “reside en la sugestión de cada cliente”.

A partir de 2017, los bares españoles planean ofrecer, además de leche de soja, la alternativa de utilizar leche de quinoa, de puerros y de huevo “pero será leche normal”.