La Real Federación Española de Atletismo ha anunciado hoy que, a partir de enero, también se considerará maricón al penúltimo. Con esto la entidad pretende concienciar a la sociedad para que no se perciba como un fracaso ser homosexual.

Asimismo, la medida persigue la consolidación en el habla popular de la frase “Maricón el último y el penúltimo”, propiciando un aliciente extra para correr más rápido. Si la propuesta funciona, no se descarta implementarla por arriba y considerar al subcampeón “Maricón de plata”.

“Creemos que ‘maricón el último’ es un concepto ya anticuado y denigrante. Necesitaba urgentemente adaptarse a los nuevos tiempos para que lo de ser maricón se considerara un acicate”, ha dicho el presidente de la federación, José Joaquín “El Bala”. La decisión ha sido aplaudida por los corredores más lentos de la federación, que se habían quejado reiteradamente de la soledad que se siente al ser el único maricón reconocido de una carrera.

Pero este no es el único cambio en la normativa. Con el fin de dejar de promover el uso de armas de fuego, los jueces de pista ya no indicarán el inicio de las carreras con pistolas sino con flautines. Según la web de la federación, los atletas no podrán empezar a correr hasta que no suene la última nota de “El Himno de la Alegría”.