Discoteca latina Claudio

«In cubata veritas»

★★★★

Los amantes de la cultura latina estamos de enhorabuena. Se echaba en falta un local en Barcelona donde poder acudir con toga y debatir sobre Cicerón. La oferta de alcohol es excelente, con un vino que haría perder la cabeza al propio dios Baco. Por unos pocos sestercios tienes para varias copas. También tienen una sala de ambiente griego, donde se practica una sodomía excelente.

ALBERT UDINA


Encants Nous

«Las mejores cosas oxidadas de la ciudad»

★★★★★

Si lo que buscas son cosas metálicas oxidadas, aquí las encontrarás: bisagras, piezas de motor, objetos punzantes… Además puedes encontrar casi cualquier cosa que busques. Mi mujer necesitaba un riñón compatible y compró un par. Dicen que aquí es donde venían Brad Pitt y Angelina Jolie a comprar hijos nuevos. Recomendable, no. Lo siguiente, tampoco. Lo otro.

TOMÁS GARCÍA

 


MACBA

«No se entiende nada»

★★

A mí no me gusta mucho el arte contemporáneo. Yo soy más clasicota. Si alguien quiere pintar un lago con barcos, quiero que pinte un lago con barcos, y no unas manchas abstractas. Abstractos, mis cojones. Estuve 20 minutos mirando una obra, hasta que me di cuenta de que era una humedad de la pared. Aun así, fue de lo que más me gustó.

VERÓNICA PIERA

 


Fiestas de la Mari Carmen

«Como las de la Mercè, pero más pequeñas»

★★★★

A finales de octubre empiezan mis fiestas favoritas de Barcelona. Durante cuatro días, Mari Carmen Fuster organiza todo tipo de actividades para celebrar su cumpleaños en una terraza del barrio de Gràcia. No caben más de 14 personas y ese es su encanto. Tortilla de patatas, latas de cerveza, Mari Carmen lanzando bolas de pimpón al estilo tailandés, y música en directo. Este año actúa Björk, gran amiga de Mari Carmen.

LAURA PUJOL

 


Tapas Bar La Boqueria

«Fresco de comida recién salida de la Boqueria»

★★★

(Traducción automática) Yo gusta de experiencia nueva, y caminando por cerca de Boqueria’s mercado, el descubrimiento de este local. Señor tras la barra dice que alimentación es de mercado. Olor de la sospecha: gambas con color extraño. Una de ellas incluso me guiña el ojo y grita: «¿Dónde vas, rubia?». El olor del orín reina en el ambiente. Una bicho tipo beatle trepa mi camisa. El grito. Señor tras la barra ofrece la explicación: en Boquería’s mercado venden alimentos exóticos, como insectos. Él dice que la suerte es mía de tener producto tan fresco, así que lo ingiero y la satisfacción es relativa.

BRENDA WALSH
 

 

El Mundo Today publica cada viernes en la revista OnBarcelona de El Periódico una selección de las reseñas que la capital catalana recibe en internet.