“No es no, señor Iglesias, lo siento mucho”, ha espetado Albert Rivera a Pablo Iglesias esta mañana durante el debate de investidura en el Congreso de los Diputados, que ha dedicado casi íntegramente a mostrar su oposición a un gobierno liderado por Podemos. Según ha explicado Rivera, su partido no está en el Hemiciclo “para dar alas a las prácticas del señor Iglesias”.

Rivera se comprometió durante la campaña electoral a no facilitar el gobierno de Podemos y ha reiterado su postura una vez más aprovechando el debate de investidura de Mariano Rajoy. “Si quiere usted ser presidente, busque otros aliados porque le aseguro que en mi formación no va a encontrar ninguno, ninguno en absoluto”, ha repetido insistentemente Rivera al líder de Podemos.

El político de Ciudadanos ha dicho confiar en que el resto de formaciones, incluidas la del grupo socialista y el Partido Popular, apoyen su postura y no invistan a Iglesias. “Les pido dese aquí que no se sumen al proyecto de Podemos”, ha dicho Rivera mirando a Rajoy.

“A usted le gustan mucho las pancartas, pues mire qué pancarta, señor Iglesias”, ha concluido Albert Rivera en la tribuna mostrando a un trabajador autónomo desnudo con la frase “No a Podemos, no a Iglesias” tatuada en el pecho.