En el Pleno del Congreso del pasado miércoles se discutió la propuesta, elaborada por el equipo de Mariano Rajoy, de celebrar un año sabático en España que permita a todos los ciudadanos “descansar después de dos convocatorias de elecciones y en general de una crisis larga”.

“Nos lo merecemos”, defendió Rajoy, que admite que “hasta yo estoy cansado”. El Ejecutivo ha preparado un “plan de viabilidad” que permitiría a toda la población del país “cambiar de aires” recurriendo a la hucha de las pensiones.

Según el Gobierno, “está bien ahorrar para el futuro pero también hay que vivir el presente y el dinero está para disfrutarlo”.

“Volvámonos un poco locos, que no pasa nada”, ha reiterado el presidente en funciones en el Congreso.

Por primera vez desde que asumió su cargo, un discurso de Mariano Rajoy ha provocado los aplausos de todos los diputados, sin distinción de ideología o afinidad personal. La reacción de los diputados hace creer, pues, que el año sabático de España podría concretarse ya para 2017.