Nuestros expertos en el mercado inmobiliario responden las consultas de arrendadores y arrendatarios.

Vivo en una urbanización con piscina. ¿Es obligatorio contratar un socorrista?

En el artículo cuatro del decreto 80/1998 de 14 de mayo, por el que se regulan las condiciones higiénico sanitarias de piscinas de uso colectivo, se recogen las piscinas que quedan excluidas de la aplicación de dicha norma. Éstas son: (i) las unifamiliares y (ii) las de uso colectivo de comunidades de vecinos de hasta un máximo de 30 viviendas.

A continuación, se recogen los supuestos y requisitos relativos a la intervención del socorrista:

  1. El socorrista debe tocar la guitarra y haber viajado a Tailandia o, en su defecto, haber hecho el Interrail como mochilero.
  2. El socorrista podrá usar Tinder para contactar con las jóvenes de la comunidad de vecinos que también sean usuarias de dicha aplicación.
  3. En caso de que el socorrista fornique con la hija del propietario de una de las viviendas del inmueble, éste también deberá ofrecer a su esposa como muestra de respeto al socorrista.
  4. Si el socorrista fornicase con las hijas de todos los propietarios, además de ofrecerle a sus mujeres los miembros de la comunidad de vecinos deberán jalear, aplaudir y auxiliar como mamporreros al socorrista.
  5. El socorrista, único conocedor de las artes y los misterios acuáticos, podrá decidir a qué personas salvar y a cuáles dejar morir ahogadas.

Quiero comprar un piso en la playa y ponerlo a nombre de mi único hijo. ¿Hay algún inconveniente? ¿Qué debo hacer?

Lo primero que hemos de decir sobre este asunto es que no hay inconveniente en que usted adquiera un bien y lo ponga a nombre de su hijo. Respecto a cómo proceder, debería adquirir el inmueble para posteriormente donarlo a su hijo. Según la ley 13/1997, de 23 de diciembre, se priman las donaciones entre parientes de primer grado -es decir, entre padres e hijos y entre abuelos y nietos- si el padre o la madre han fallecido antes de la donación. En estos casos, no habrá que pagar nada hasta:

– 156.000 euros en el caso de los descendientes menores de 21 años.
– 100.000 euros para el resto de casos.

Lo segundo sería preguntarle: ¿Qué coño está usted haciendo? Poner un piso en la playa a nombre de su primogénito es tan peligroso como darle un Colt 45 a un simio. Esa rata a la que usted llama hijo se hará fuerte en el inmueble durante los meses estivales, dando allí rienda suelta a sus más bajos instintos. Drogas, sexo en sus más degeneradas vertientes, violencia sin control, más sexo, alcohol…

Quizá alargue sus “aventuras” más allá de los meses de verano y ese piso se convierta en el escenario de la decadencia física y moral de ese “enfant terrible” sin principios. Así, hasta que la policía le llame, alertada por los vecinos, para decirle que han encontrado el cuerpo sin vida de su hijo junto a dos prostitutas tailandesas y una oveja.

Aún así, insistimos en que, según lo establecido por ley, lo que usted pretende hacer es absolutamente viable.

¿Existe exención en la plusvalía por discapacidad?

Tengo 72 años, estoy jubilada y tengo reconocido un 45% de discapacidad. ¿Por la venta de mi piso me corresponde alguna exención en el pago de la plusvalía?

Los mayores de 65 años o personas en situación de dependencia severa están exentos de declarar la plusvalía generada en la compraventa del inmueble. En su caso, debido a la edad y al grado de minusvalía, en principio estaría exenta del pago de dicho impuesto local.

Sin embargo, su consulta nos sugiere varias preguntas. ¿Dónde estaba su grado de discapacidad cuando se ha levantado esta mañana hasta su ordenador a escribirnos su duda? ¿Dónde estaba su grado de discapacidad cuando caminó hasta el teléfono y llamó a la compañía telefónica para que le instalasen el Wifi o la fibra óptica que está usando para leer esto? Decimos más: ¿Dónde estaba su grado de discapacidad cuando visitó el piso piloto del inmueble desde el que nos escribe, cuando lo amuebló, cuando bajó a la calle a comprar el ordenador desde el que nos escribe?

En nuestra opinión, la única exención que se le debería aplicar a usted es la de principios, honestidad y valores, maldita farsante.

¿Puedo desgravarme la hipoteca de un piso que tengo alquilado?

Muy buena pregunta. Ni puta idea.