La NASA ha anunciado que está desarrollando la tecnología necesaria para fingir que envía seres humanos al planeta Marte, la cual estará lista en la década de 2030. Cinco años antes, la agencia tiene previsto fingir otro hito: la primera misión tripulada a un asteroide.

La agencia espacial norteamericana hace así oficial uno de los grandes desafíos en la conquista del espacio. “Marte es un destino rico para el descubrimiento científico y la exploración robótica y humana; es fundamental que finjamos expandir nuestra presencia en el Sistema Solar”, han resaltado.

La exploración de Marte podría desvelar falsas evidencias de vida. “Marte tiene unas condiciones muy adecuadas para fingir la llegada del Hombre a su superficie, pues ésta es muy fácilmente reproducible en un plató, aunque todavía nos quedan varios años de desarrollo para poder reunir tanta tierra e iluminarla bien”, dicen desde la agencia espacial.

La prensa especializada ha recibido el anuncio con fingido entusiasmo.