“Hay que ser un puto inútil para no reconocer a la primera esta obra maestra de Goya, pero aquí estoy yo para decírtelo: esto es una obra de Goya, vamos a lo siguiente… ¿Será de Goya también? No te preocupes, no deduzcas nada, ya te lo digo yo”, decía la grabación de la audioguía que han retirado esta misma semana del Museo del Prado.

Diversos visitantes habían denunciado tratos vejatorios, insultos “y un tono en general poco didáctico y que busca provocar”.

La locución del dispositivo, según ha podido saber la prensa, también daba pistas falsas a los visitantes y, ante algunas obras, se limitaba a decir “pintura al óleo con más gente antigua, muy similar a la anterior y muy rica en una simbología que no vas a entender, gordo”.

“Me llamó gordo asumiendo que todo el mundo que va a un museo está gordo, es una vergüenza”, lamenta un visitante de 120 kilos.

La audioguía en ocasiones también faltaba al respeto a las propias obras y en ocasiones y se refería a Las Meninas como “Las culonas de Puerto Rico” o, directamente, se desconectaba a sí misma y sintonizaba la Cadena SER.