El consejero delegado de Mediaset, Paolo Vasile, tuvo que ser atendido de urgencia ayer por la noche después de que un tronista le atacara y le mordiera la mano izquierda en las dependencias de Telecinco. El ejecutivo había acudido a los almacenes para controlar el stock y se animó a dar de comer a los concursantes de “Mujeres y Hombres y Viceversa”. Uno de ellos, muy excitado por su visita, se le arrimó y tuvo que ser apartado a latigazos por los responsables de seguridad.

“El señor Vasile conocía los riesgos pero le gusta controlar personalmente la materia prima”, explica un portavoz de la cadena de Fuencarral. Normalmente, sólo se acercan a los tronistas cuidadores especializados y el recinto está permanentemente vigilado. “Ayer estaban mansos y él mismo insistió porque sabe que agradecen el contacto”, explica el responsable de seguridad.

Afortunadamente, el empresario sólo sufrió rasguños superficiales pese a que el susto fue mayúsculo. “Fue muy aparatoso porque, después de la mordida, el señor Vasile soltó la bolsa de Doritos y todos se arremolinaron alrededor, chillando y quitándose la camiseta”, relata el guardia de seguridad. Vasile logró escabullirse mientras los tronistas eran aplacados con dardos tranquilizantes.

A las 3:35 de la madrugada, el ejecutivo ingresó conmocionado y con el traje desgarrado en el Hospital 12 de Octubre, donde fue dado de alta dos horas más tarde sin mayores consecuencias.