La Guardia Civil ha precintado esta mañana el local de la empresa familiar COCAINASA, en Vigo, y ha imputado a su gerente tras comprobar que el negocio era en realidad una tapadera. “No sabemos de qué exactamente, pero su actividad declarada no se corresponde con la real”, ha explicado uno de los agentes, que aclara que la investigación sigue en curso.

“COCAINASA no es trigo limpio y pronto sabremos qué esconde esta empresa”, insisten desde la Guardia Civil, que ha encontrado 50.000 euros en efectivo en la tienda -10.000 de ellos enrollados en la nariz de varios trabajadores- y “numerosas bolsas llenas de polvo, supuestamente para despistar”.

“¿NASA? Huele a empresa de astronautas cobrando en B”, añadía otro agente de la Benemérita.

COCAINASA, que figura en el registro mercantil como Cocaína y suministros SA, abrió sus puertas hace más de quince años en la localidad gallega y su propietario, Juanjo Villamarín, más conocido como “díler”, asegura que siguió los pasos de su padre, otro conocido empresario de la zona que tuvo que dejar de trabajar tras ser encarcelado por tráfico de estupefacientes.

“Somos gente limpia, trabajadora y con la verdad por delante. Nunca hemos escondido nada. Estoy hecho polvo”, ha insistido Villamarín pese a que su abogado le ha pedido que guarde silencio. La Benémerita, sin embargo, reitera que tras el nombre COCAINASA se esconde “algún tipo de actividad irregular no declarada”.