Mauricio Fajardo, de 52 años de edad, ha sido operado de urgencia esta mañana en el Hospital del Vall d’Hebrón, en Barcelona, porque un cirujano detectó un pokémon en una de las radiografías que le hicieron al paciente. “Es la primera vez que veo un Charizard en la zona pulmonar. Es un pokémon de fuego y puede dar problemas. Lo cazaremos y lo añadiremos a la Pokédex”, explica el facultativo.

“Se tarda menos de un minuto en capturar un pokémon si el servidor del juego no se cuelga. En unos días el enfermo estará de vuelta a casa haciendo vida normal”, asegura el doctor, con veinte años de experiencia en cirugía del pulmón y cuatro en la especialidad Pokémon, en la que se formó con el apoyo de sus hijos.

Fajardó acudió a urgencias a primera hora de la mañana por dificultades respiratorias que inicialmente se atribuyeron a un resfriado común. “Lo raro es que haya aguantado tanto tiempo con ese pokémon en el pulmón”, dice el médico.

Desde que se ha puesto de moda la aplicación Pokémon Go entre el equipo del hospital, se han localizado varios ejemplares de Pokémon en el cuerpo de algunos pacientes. “Tuvimos que desalojar la UCI el pasado sábado tras la aparición de seis Rattatas”, confiesa el gerente del centro hospitalario, que ha dado la orden de “limpiar de pokémons cada rincón del hospital”.

La dirección del centro asegura que todo el personal está entrenado para capturar ejemplares de Pokémon y evitar que su presencia siga provocando molestias.