El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aterrizó ayer en la Base Aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid) a las 23:00 horas, procedente de Varsovia. A pie de avión le aguardaba el rey Felipe VI. Bienvenida al más alto nivel, pese al horario intempestivo, para la primera visita de un presidente de EEUU en los últimos quince años.

Esta mañana, cansado aún por la diferencia horaria, Obama se ha entrevistado en el Palacio Real con el monarca. “Desearía haber podido quedarme más, pero hemos tenido una semana difícil”, ha lamentado el presidente de EEUU. Por este motivo, Felipe VI ha preferido anular el desayuno previsto y entrar directamente en materia encargándole al presidente norteamericano que forme Gobierno en España. “Hay poco tiempo pero casi mejor, porque aquí le estamos dando demasiadas vueltas a esto”, ha añadido Su Majestad.

Un tanto sobrepasado por la inesperada propuesta, Obama ha recordado que no está al tanto de todas las particularidades de la política española. “La primera vez que vine a Madrid no lo hice en el Air Force One, sino con mochila. Era joven, llevaba una mochila a la espalda…”, ha aclarado, pero Felipe VI ha interrumpido insistiendo en que “todo esto está muy bien pero no hay tiempo para anécdotas”. Luego, el rey le ha mostrado a Obama un pequeño despacho con teléfono y ordenador “y todo lo necesario para formar un gobierno estable así en plan rápido”.

Tras la charla con el presidente de EEUU, Felipe VI ha comparecido en la misma puerta principal del palacio de Oriente, en la Plaza de la Armería, para anunciar que “la estrecha relación entre Estados Unidos y España está empezando a dar sus frutos”.

La Casa Real ha confirmado también que la agenda de la visita de Obama se ha modificado sustancialmente para que el mandatario pueda centrarse en su nueva tarea: se ha anulado el festivo paseo por Sevilla en compañía de Felipe VI; se ha borrado el encuentro con jóvenes emprendedores en los madrileños Teatros del Canal; se ha cancelado el almuerzo con los Reyes y más de un centenar de invitados en el Palacio Real y se ha aplazado el encuentro con Rajoy en La Moncloa.

Se espera que Barack Obama abandone esta misma noche España dejando el país en una situación de “plena gobernabilidad”.