Tras la detención de cinco personas como presuntas autoras de una agresión sexual producida esta madrugada en los Sanfermines de Pamplona, el ayuntamiento de esta localidad ha difundido una nota de prensa aclarando que “la mujer no sufre” durante la celebración de estas fiestas y que “si no hubiera tocamientos entre la multitud, se extinguirían”.

“La mujer sale a la plaza y te mira a los ojos y te reta porque es muy brava, está para eso y, si no embistes tú, embiste ella”, argumenta Severino Rozas, concejal de Igualdad. “Te provoca con los ojos y con los bufidos”, agrega.

Un año más, las imágenes de tocamientos y abusos sexuales han vuelto a convertirse en icono de las fiestas y, según el consistorio, “atraerán al turismo y consolidarán los Sanfermines como sinónimo de diversión y lucha por visibilizar a la mujer, concretamente cuando la levantamos y le sacamos los pechos para que los visibilice todo el mundo”, reitera el concejal.

De hecho, algunos defensores de esta festividad se plantean sustituir los toros por mujeres, aunque la opción de juntarlos sin distinción alguna parece que es la favorita entre los más afines a la tradición.