Las fechas estivales son las preferidas por los ladrones. Casas vacías, inquilinos que viajan a zonas costeras, menos afluencia de gente en las calles… pero resignarse no es la solución. Te ofrecemos varios consejos que te ayudarán a disfrutar de tus vacaciones sin miedo a que ningún desconocido robe en tu vivienda.

Publica en Facebook fotos de las vacaciones de tu vecino: El Cuerpo Nacional de Policía aconseja no publicar en redes sociales nada que dé a entender que estamos fuera de casa. Pero si además desviamos la atención hacia otro objetivo, reduciremos las posibilidades de que entren en nuestro hogar.

Llévate todas tus pertenencias a la playa: Quizá gastes más dinero en el transporte de tus cosas del que perderías en un robo, pero imagina lo relajado que estarás en la playa con las 97 cajas de mudanza a tu lado. Además, así seguro que no te olvidas el pijama en casa como el año pasado, que tuviste que dormir en el hotel con una camiseta vieja de Caja Rural.

Usa el método “boli de banco”: Fija a la pared todos tus objetos de valor con un cordel metálico resistente. Ya no podrás disfrutar de ellos, pero los ladrones tampoco.

Contrata seguridad privada: Puedes probar con ese equipo formado por cuatro de los mejores hombres del ejército americano que formaban un comando, y que en 1972 fueron encarcelados por un delito que no habían cometido. No tardaron en fugarse de la prisión en la que se encontraban recluidos. Hoy, buscados todavía por el Gobierno, sobreviven como soldados de fortuna. Si tiene usted algún problema y se los encuentra quizás pueda contratarlos… El Equipo A.

Pon minas antipersona bajo la tarima flotante: Bien es cierto que esta opción puede hacer que tu casa vuele por los aires si entra alguien, ¿pero qué es eso comparado con la seguridad de que nadie va a usurpar tus posesiones?

Deja de guardés a Macaulay Culkin: Aunque no es una opción fácil, sí es la mejor para espantar a los ladrones con canicas, pintura mezclada con plumas, planchas y otras ocurrentes travesuras aptas para toda la familia. Él no tiene plan para este verano, le harás un favor.

Destruye tus cosas a hachazos antes de irte a la playa: O tuyo o de nadie. Que cuando lleguen solo encuentren un montón de trastos destrozados y totalmente inservibles. Que se jodan.

Conviértete en un héroe enmascarado: Ponte tus mallas, tu capa y una máscara para ocultar tu verdadera identidad. Sal a la calle y limpia la ciudad de delincuentes. Asegúrate de hacerlo antes de la segunda quincena de agosto, que es cuando vas a Marina D’Or.
Sé tú el ladrón: Roba en otros domicilios y así, si han entrado en el tuyo, tendrás nuevos objetos de valor con los que rellenar los huecos.

No seas José Luis Moreno: Ser José Luis Moreno tiene muchas ventajas, pero es lo peor que te puede pasar si quieres evitar que asalten tu chalé. No caigas en la tentación de ser el famoso productor o tendrás que pagar un precio muy caro.