El presidente de Estados Unidos y maestro Pokémon, Barack Obama, hizo el pasado fin de semana una visita a España de menos de 24 horas, en las que se entrevistó con el Rey, con Mariano Rajoy, con los líderes de la oposición (Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera) y en la que también capturó un Snorlax situado en Madrid que incorporó a su colección de Pokémon Go, según han informado fuentes de Presidencia. Ha sido el mismo Obama el que ha admitido esta mañana a los medios estadounidenses que la visita a España estaba motivada por la localización de un raro ejemplar de pokémon en Madrid.
 
“La primera vez que visité España fue con una mochila y esta vez ha sido con el Air Force One y con Pokémon Go en el móvil”, declaraba Obama el pasado sábado justo antes de reunirse con Felipe VI. Según ha reconocido, el presidente estadounidense está capturando a todos los Pokémon como parte de su legado al pueblo americano, ahora que finaliza su mandato. Obama ya ha capturado 107 Geodudes y 67 Zubats, según ha declardo.

“Había un Snorlax en España y pensé que era un buen momento para visitar el país, capturar un pokémon para los americanos y fijar alianzas”, ha explicado el mandatario.
 
El Snorlax apareció justo encima del hombro de Rajoy durante el transcurso de su reunión. De hecho, la aplicación del popular juego de Nintendo reconoció al mismo Rajoy como un Pokémon tipo roca con las habilidades de “sebo” e “inmunidad” y la habilidad oculta de “nerviosismo”. Obama insistió en invitar a Mariano Rajoy a Estados Unidos para añadirlo a su colección, oferta que fue rechazada por el presidente español.
 
El mandatario, según ha admitido, también intentó convencer al presidente español para que se uniera al “equipo Mystic”, del que forma parte, oferta que Rajoy rechazó porque sólo es “presidente en funciones”, aunque se mostró confiado en formar gobierno pronto “y mantener las alianzas pertinentes con Estados Unidos”.
 
La Casa Blanca recortó la visita del presidente de los Estados Unidos, que había programado también una visita a Sevilla para capturar un rarísimo Mewtwo. Tras comprobar que su localización había sido un error de la aplicación, se canceló la visita y Obama regresó a Washington ayer por la mañana.