A las doce y media de la noche de ayer una vivienda ardió en Lugo a causa de un fallo eléctrico. Afortunadamente, el único inquilino del habitáculo, que dormía cuando se declaró el incendio, logró escapar de las llamas antes de que llegaran los bomberos y controlaran la situación. Como resultado de las quemaduras en el rostro y las extremidades, la víctima tiene ahora el mismo aspecto que Eduardo Zaplana, el político del Partido Popular que fue presidente de la Generalitat Valenciana y ministro de Trabajo.

“Al verme en el espejo con el cutis bronceado y esa cara de Zaplana deseé haber muerto”, confesaba esta mañana el afectado, claramente conmocionado por su cambio de aspecto. “Mi hija, que es militante del PSOE, no es capaz de mirarme a la cara”, lamenta.

Aunque los médicos creen que el hombre recuperará su aspecto original en unos meses, el daño psicológico que puede ocasionarle el hecho de asemejarse tanto a Eduardo Zaplana son incalculables. “Tiene el cutis tan dañado que parece que haya sido alcalde de Benidorm durante años”, reconocía un facultativo.

“Esperamos que esta desgracia sirva para concienciar a la gente de lo importante que es la prevención de incendios”, apuntaba una agente de bomberos. “Esta persona lo tendrá realmente difícil para rehacer su vida fuera de las filas del Partido Popular”, concluía.