Continuamos con nuestro repaso semanal de “Juego de Tronos” y llegamos al esperado noveno capítulo de la sexta temporada. Como siempre, comentamos los puntos más interesantes de cada episodio, acontecimientos reseñables, frases que nos llamen la atención y todo tipo de stoplers que hayan ocurrido. Cada post va encabezado por el número y título del capítulo en cuestión, y sólo se comentará lo que haya ocurrido hasta ese capítulo. Una última advertencia muy seria y muy importante: esta entrada contiene stoplers que revelan detalles importantes de la trama del capítulo.

Insistimos, estamos hablando del esperado “La batalla de los hijos de puta”, el capítulo noveno de la temporada que, tradicionalmente y según nos ha acostumbrado la HBO, suele estar lleno de stoplers. Pero es que en esta ocasión hablamos de stoplers que han valorado en 10 millones de dólares de presupuesto sólo para la escena central, que contiene el stopler más grande de toda la temporada (y de toda la serie, podríamos decir).

CUIDADO, A PARTIR DE AQUÍ, SE HABLA LIBREMENTE DE STOPLERS. TENEMOS DERECHO A ELLO AMPARADOS EN LA LEGALIDAD VIGENTE y amparándonos en el artículo 20 de la Constitución Española, que no excluye los stoplers de “Juego de Tronos” en general, del capítulo noveno en particular así como de ninguna otra serie de la HBO o de cualquier otra productora estadounidense o española o de cualquier otra parte del mundo.

Artículo 20 de la Constitución Española:

1. Se reconocen y protegen los derechos:

a) A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción.

b) A la producción y creación literaria, artística, científica y técnica.

c) A la libertad de cátedra.

d) A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión. La ley regulará el derecho a la cláusula de conciencia y al secreto profesional en el ejercicio de estas libertades.

2. El ejercicio de estos derechos no puede restringirse mediante ningún tipo de censura previa.

3. La ley regulará la organización y el control parlamentario de los medios de comunicación social dependientes del Estado o de cualquier ente público y garantizará el acceso a dichos medios de los grupos sociales y políticos significativos, respetando el pluralismo de la sociedad y de las diversas lenguas de España.

4. Estas libertades tienen su límite en el respeto a los derechos reconocidos en este Título, en los preceptos de las leyes que lo desarrollen y, especialmente, en el derecho al honor, a la intimidad, a la propia imagen y a la protección de la juventud y de la infancia.

5. Sólo podrá acordarse el secuestro de publicaciones, grabaciones y otros medios de información en virtud de resolución judicial.

El capítulo arranca con Hombre#1 -un personaje muy querido desde ya por los fans- gritando palabras en valyrio. Hombre#2 grita algo más en valyrio, en un giro que nadie podía esperar y, acto seguido, (atención, springfields) Hombre#3 sorprende decidiéndose a gritar en valyrio en un giro de la trama. Son muchos los fans que esperaban que estos figurantes no tuvieran frase y, finalmente, HBO ha sorprendido a todos los seguidores asignándoles unas desconocidas palabras en valyrio. ¿Para cuándo un spinoff con estos tres personajes? ¿Quizá una sitcom de 23 minutos? Esperemos que para la “mid-season”, donde las cadenas suelen experimentar con nuevos formatos, la productora nos sorprenda con un nuevo producto derivado.

Pero dejemos a Hombre#1, a Hombre#2 y a Hombre#3 a un lado, porque no son los protagonistas del capítulo. El capítulo 9 tiene a dos protagonistas: la gitanita guapa y Luis, de Andamios Luis. Como hemos dicho más veces, los capítulos en los que la historia se centra en pocos personajes son los que mejor funcionan, y así ocurre en este episodio. Francamente, esperamos que en algún momento la serie se centre únicamente en tía Úrsula, la solterona de New Hampton, a la que apenas se está prestando atención.

Viajemos a Meeereeeen (con la mente, gracias al poder de las palabras y las reviews de “Juego de Tronos”, no físicamente), donde ocurren stoplers tope de gama. Son stoplers de tan alto nivel que, aunque nos ampara la libertad de expresión, nos limitaremos a decir que la gitanita guapa (Danerys de la tormenta de la casa Targaryinimen, primera de su nombre, la que no arde la leña, reina de Meeereeeen, reina de los prístinos y los primos grandes, khaleesi del gran mar de hierba, rompedora de cadenas, aglutinadora de espadas, investigadora del CIS, doctora honoris causa por la Universidad de Desembarco del Rey e instagramer) promete a Galicia celebrar un Referendum de independencia si llega al Gobierno.

También en Meereeeen, los dragones, siempre hambrientos, consiguen escapar de su presidio tras ser liberados por una horda de veganos. “Volad libres, pues no sois esclavos de ningún hombre”, dice un extra a caballo. ¡Bien! ¡A nadie le gustaba que los dragones estuvieran encerrados!

La batalla

“There’s no need for a battle” dice Luis, de Andamios Luis, en inglés. Por suerte, debajo, unas letras en perfecto castellano dicen “No ay nesecidad de peliar”, lo que permite entenderle.

Es curioso que el mismo Luis, de Andamios Luis, diga ese stopler en la misma serie y en un capítulo que se llama “La batalla de los hij… y lo que sigue”. Le oyes decir eso y te quedas helado porque dices “¿No habrá batalla? ¿Me ha engañado el título del episodio? ¿Pueden hacer eso?”. Por suerte, es un falso stopler y finalmente ocurre un stopler épico en formato batalla que ya es historia de la televisión.

Más stoplers: Sonia Starkhein le dice al villano de esta temporada “Vas a morir mañana, Johnny Cuchillas, duerme bien”. ¡No daba crédito! Una serie que emite stoplers justo durante el desarrollo de la misma.

Pero centrémonos en la batalla. Hay cientos de personas peleando unas con otras. El hecho de que absolutamente todos los soldados norteños se llamen José complica mucho las cosas para los buenos, que son incapaces de organizarse dado que acuden todos a cualquier llamada por el simple hecho de tener el mismo nombre.

Qué momento tan especial cuando Johnny Cuchillas le arroja a Luis, de Andamios Luis, la cabeza de cerdo que le tiraron a Figo en el campo del Barça tras fichar por el Madrid. “Eres un cerdo traidor y ahí tienes la prueba”, le espeta Johnny Cuchillas. Guau, la tensión se podía mascar en el ambiente. “La tensión se masca en el ambiente”, dice el Caballero de la Escalibada mientras mastica una de las cebollas asadas que siempre lleva en su zurrón.

Casi todo el capítulo está dedicado a una sucesión frenética de secuencias en la que Luis, de Andamios Luis, intenta aparcar la furgoneta de Andamios Luis mientras sus muchachos, de pie, le van indicando “tira, tira, tira, para, para, te lo comes” dándole instrucciones. Finalmente será su hermana Sonia la que le pida que se baje del vehículo para intentar aparcar ella.

La maga roja, Vanessa, detiene la batalla justo cuando el gigante Boom Mix está a punto de poner fin a una secuencia memorable. “Los cuervos han traído un mensaje, debéis detener lo que estáis haciendo. El señor de la luz no os permitirá continuar, ¡Deteneos!”, dice la bruja. Según explica, uno de sus ponzoñosos cuervos ha recibido un burofax del partido que gobierna en Westeros.

“Bla bla bla, comunicación indiscriminada de stoplers sobre el episodio… bla bla bla, acciones judiciales… bla bla bla, causa confusión con términos sobre los que un tercero (HBO) ostenta Derechos Previos, entendidos, entre otros, como los nombres civiles de personajes importantes en la trama del presente capítulo por lo que… bla bla bla… aludidos facultan el ejercicio de diversas acciones legales tanto en el ámbito civil como en el penal, a fin de hacer valer los derechos bla bla bla”, dice la bruja roja ante los cientos de extras que estaban peleando por recuperar Invernalia justo antes del último fundido a negro del noveno episodio.

¿Será capaz “Juego de Tronos” de mantener el nivel altísimo que ha dejado este capítulo tras de sí? Lo veremos, sólo quedan 27 capítulos para acabar la temporada, habrá que ver.

Observaciones

¿Por qué la gitanita guapa siempre viste camisetas con mucho escote cuando se sube encima del cerdito Orson? Probablemente sea alguna cuestión cultural que es mejor no juzgar.

Finalizado el Sonar, Andrés decide volverse a Suiza, al menos hasta que haya un gobierno estable en los Siete Reinos. ¿Le veremos la próxima temporada?

Para este capítulo, los miles extras no son humanos sino homúnculos formados por billetes de dólar que son capaces de vociferar, moverse y llevar armas. Cada uno de los personajes es un humanoide sintiente formado por billetes.

Ahí hace frío.

“Mufasa, cuidado son los ñus, oh”.

¡Moños masculinos!

Eso es como el Benicàssim de hace cinco años pero con caballos.

En capítulos anteriores:

‘Juego de tronos’ 6×01: Regreso a Poniente

‘Juego de tronos’ 6×02: A casa

‘Juego de tronos’ 6×03: Perjurio

‘Juego de tronos’ 6×04: El extranjero

‘Juego de tronos’ 6×05: El Porticón

‘Juego de tronos’ 6×06: Sangre de mi sangre

‘Juego de tronos’ 6×07: El hombre tonto

‘Juego de tronos’ 6×08: Debate a cuatro