Continuamos con nuestro repaso semanal de “Juego de Tronos” con el séptimo capítulo de la sexta temporada. Cada post va encabezado por el número y título del capítulo en cuestión, y sólo se comentará lo que haya ocurrido hasta ese capítulo. Una última advertencia: esta entrada contiene spiolers.

Lee, imprime, firma y envía a HBO los Términos y Condiciones de esta entrada.

Si aún no has visto el capítulo o bien tienes problemas de memoria a corto plazo y tu vida es un infierno que no te permite retener detalles de “Juego de Tronos”, te aconsejamos que no sigas leyendo.

Estás advertido.

No sabemos ya cómo decirlo.

De verdad, cuando decimos “Ojo, esta entrada contiene spiolers que pueden revelar detalles importantes de la trama del último capítulo de Juego de Tronos” es porque, efectivamente, esta entrada contiene detalles importantes de la trama del último capítulo de “Juego de Tronos”.

El debate sobre si advertir de spiolers es un spioler en sí mismo ya se planteó hace algunas semanas. Algunos lectores se han quejado de que advertir de spiolers da a entender que en el capítulo pasan cosas y la gente que lee “atención, spiolers” de repente se entera de que en el capítulo suceden cosas importantes y ya no pueden disfrutarlo al más alto nivel. Por ejemplo, esos lectores, tras leer “atención spiolers”, ya descartan automáticamente que el capítulo sean 40 minutos de una pantalla en negro o de una imagen congelada de los personajes o de charla insustancial que no aporte nada a la trama. Esa situación (que esos lectores ya sepan que es imposible que no suceda absolutamente nada) es injusta.

Sin embargo, no hay manera humana de advertir de spiolers sin, efectivamente, advertir de spiolers. Si este hecho mismo es un spioler, entonces hablamos de un spioler inevitable. En todo caso, y desde nuestro punto de vista, este spioler (que podríamos catalogar de NIVEL 1) es un mal menor. Desde un punto de vista matemático, es preferible comunicar un spioler de NIVEL 1 a fin de advertir de la presencia de spiolers de NIVEL 2, 3 o incluso 4.

En ese sentido, adoptamos una ética de corte claramente consecuencialista y no deontológica (existe cierto nivel de spiolers en el mundo y no existe una utopía tal en la que una persona pueda manejarse por el mundo sin conocer absolutamente nada de Juego de Tronos).

[Nota al margen: ¿Escribir en el título del post ‘Juego de Tronos’ es un spioler del contenido mismo del post? ¿Debemos distinguir entre lo que es un spioler del capítulo de Juego de Tronos y lo que es un spioler del artículo sobre Juego de Tronos en tanto que obras distintas (una versa sobre la otra pero son obras distintas al fin y al cabo)?]

Dicho esto, la fórmula del utilitarismo clásico que adoptamos a fin de determinar si merece la pena indicar que hay spiolers para evitar spiolers mayores sería tal que así:

DED6F8D4-DDE3-4955-AB73-209C6743272A

U sería la suma de satisfacción total que obtenemos al leer una “review” (ejemplo: la presente) de un capítulo de “Juego de Tronos”; siendo Ptotal la población de posibles lectores (miles de visitas diarias), dependiendo de una acción particular (leer la reseña) y dependiendo de Ii(t), la intensidad del placer/disgusto que obtienen de leer la reseña i (positivo para placer; negativo para disgusto) desde ahora a la eternidad (sin contar todas las visitas adicionales que puedan sumarse durante ese tiempo) y restándole la variable de leer un spioler de la misma.

El lector habrá notado que todo es muy conceptual y que prácticamente estamos ignorando nuestra incapacidad de predecir consecuencias nosotros mismos. No es una ciencia exacta. La fórmula también ignora completamente las funciones Ii, Pi y Dt o quien las determina:

  • tú,
  • yo,
  • un “observador ideal”
  • el Estado, o
  • una comunidad de ciudadanos iguales

El utilitarismo hace uso de la citada función para medir la felicidad o satisfacción. Son las consecuencias lo que determinan si un acto es moral o inmoral. ¿Es inmoral no advertir de spiolers? Absolutamente sí. ¿Es posible advertir de spiolers sin advertir de spiolers? Absolutamente no.

Si, por otro lado, determináramos que indicar que el artículo contiene spiolers o incluso indicar que el artículo versa sobre Juego de Tronos es un spioler en sí mismo… ello sería contraproducente. Por ejemplo, podríamos titular el artículo “Rajoy proclama nueva ley” a fin de no dar ninguna pista sobre el capítulo de “Juego de Tronos”. ¿Quién leería el artículo? Probablemente gente interesada en la nueva ley de Rajoy (la información que se ha pactado ofrecer y no otra). Estos lectores, una vez en el interior del artículo, acabarían leyendo detalles sobre Juego de Tronos, tema que probablemente habrían querido evitar.

Mi libertad termina donde empiezan los spiolers de Juego de Tronos.

Por tanto, la clave no reside en ser cien por cien morales y bondadosos no mencionando Juego de Tronos en ningún momento, sino en optimizar al máximo el pequeño ratio de inmoralidad en el que una persona (el autor de este artículo, o sea, yo mismo, Kike García) se ve sumido en su actividad (escribir el artículo). Si asumimos que el objetivo es optimizar al máximo (y desde un punto de vista pragmático) ese pequeño acto de inmoralidad (que un lector competente sabría disculpar) entonces advertir de spiolers no sólo es disculpable moralmente sino que es la única opción viable.

Cualquier otra postura tendría como consecuencia la inactividad total (ejemplo: no escribir el artículo, cerrar la web).

Por todo ello, y en base a la fórmula, el resultado es que advertir de la presencia de spiolers es un mal insignificante que nos ayuda a prevenir un mal de mucho mayor calado y resultado de no advertir absolutamente de ningún spioler (cuando sí los hay).

Por tanto, y habiendo demostrado que alertar de la presencia de spiolers no sólo es moralmente legítimo sino deseable (aunque suponga un spioler en sí mismo), advertimos de que artículo contiene spiolers y que éstos tendrán lugar en la siguiente aseveración.

Sir Calegyne “El Perro” está vivo.

Luis, de Andamios Luis, apenas protagoniza ningún spioler reseñable en este capítulo. Los fans han comentado muchísimo una escena de media hora donde Luis, de Andamios Luis, acude a hacer un presupuesto a un castillo. “No tengo albaranes pero te lo dejo apuntado aquí y me llamas sin compromiso”, le dice Luis a su futura clienta.

Y vayamos a la capital: Antonia regresará a ViejaSA por orden de Margareylia Tyrellín. ViejaSA es una residencia de la tercera edad donde Antonia pasará sus últimos días sentada en un sillón de plástico jugando a la brisca y resolviendo crímenes. “Oh, querida”, le dice Antonia a su nieta para despedirse. No ha pronunciado nada distinto desde hace tres temporadas. ¿Qué sorpresas nos habrán preparado los ‘showrunders’ de la serie? ¿Volverá a pronunciar una frase completa alguna vez? ¿Por qué siempre que la señora acude a alguna reunión aparece un cadáver y debe resolver ella el crimen?

"Si no les gusta mi canto, como he venido me voy"
“Si no les gusta mi canto, como he venido me voy”

Sir Jorge “Rod Stewart” Lannisterido protagoniza un montón de spiolers en este capítulo. Es enviado a un Zara para asediarlo. “La colección de guantes será mía”, dice agitando su mano de metal. “Oh, qué ajena me resulta y qué propia a la vez. Algún día seré como tú, todo de metal”, dice Jorge acariciando su mano ortopédica. Sueña con ser de metal y poder transformarse en monstruos gigantescos. “Un Transformer-mano, eso es. Nadie sospecha de una mano y de repente… ¡Pam! Es un robot gigante y los mato a todos y gobierno los Siete Reinos”, dice pensando en voz alta.

El lema de su familia, “Los Lannisteridos está ya todo pagado”, suena ahora más tétrico que nunca.

¡Mucha información nos están dando los ‘showrunhrerts’ en este capítulo! Esperemos que no nos defraude la finalhe.

Hasta aquí la reseña de hoy. En definitiva, otro capítulo de preparación de la recta final. Ya sólo quedan tres capítulos y, al menos en uno de ellos, debe producirse la gran batalla que estamos esperando. Habrá que tener paciencia.

Observaciones

  • ¿En qué momento J’Har Sharkerido regresará con los mercenarios burgaleses a recuperar lo que es suyo? ¿Son realmente burgaleses?
  • Desconocemos por qué todo el mundo aparece caracterizado de Takeshi Kitano en este capítulo pero aplaudimos la decisión. ¡Grande, HBO!
  • ¿Habrá que repetir elecciones en los Siete Reinos?
  • Theon “el pene” Greyjoyrter se recuerda a sí mismo que es gallego. “Soy gallego”, dice.
  • Yo juraría que eso es Peñíscola. O Girona. ¿O es Croacia? Nada, ni caso, ni Peñíscola ni Girona ni leches: es todo ordenador. Este verano nos quedaremos en casa y visitaremos un ordenador, se ve muy bonito en la serie y yo quiero ver todo eso que sale.

En capítulos anteriores:

‘Juego de tronos’ 6×01: Regreso a Poniente

‘Juego de tronos’ 6×02: A casa

‘Juego de tronos’ 6×03: Perjurio

‘Juego de tronos’ 6×04: El extranjero

‘Juego de tronos’ 6×05: El Porticón

‘Juego de tronos’ 6×06: Sangre de mi sangre