Señalando que “es un sentimiento muy grande” y “una cosa muy nuestra”, miles de personas que se han congregado en la explanada del Parc del Fòrum de Barcelona para celebrar el Primavera Sound han quitado importancia al hecho de que en la primera jornada hallan fallecido ocho caballos de agotamiento, según han denunciado diversas asociaciones animalistas.

Desde el festival han subrayado que la organización pone en marcha un servicio que trabaja específicamente para que “estas cosas no ocurran”; no obstante, en las instalaciones y ante los escenarios pueden transitar entre 15.000 y 20.000 caballos “y todos los años fallece alguno”.

A su vez, el festival ha destacado el servicio de recogida de animales muertos que realiza el Ayuntamiento de Barcelona y ha asegurado que comparte la preocupación por estos fallecimientos, después de que el Partido Animalista (Pacma) haya pedido a la Generalitat que se investiguen las posibles responsabilidades por los animales muertos este año durante la romería y que se vigile el cumplimiento de la Ley de Protección Animal en este tipo de festejos.

“Es un sentimiento muy grande”, dicen los devotos

“El Primavera Sound es puro sentimiento, hay que tener mucha fe y hay que vivirlo, es un sentimiento que se te mete dentro, una cosa muy nuestra que no se puede explicar”, decía ayer un peregrino que llegó ayer al festival en una hermandad subida sobre una carriola de seis caballos.

Los devotos del festival insisten en que “el Primavera Sound es una tradición cargada de emociones” y comprenden que “si lo ves desde fuera quizá parezca de locos pero desde dentro se vive la fe en la cola de los baños y en todas partes”.

“Andar, andar y caminar por las arenas con el calor… pero si eres devoto te compensa, porque lo haces con todo el amor del mundo”, dicen los aficionados, dejando en un segundo plano el maltrato de los equinos. “Lo importante es la hermandad, la convivencia y el recogimiento espiritual con la gente que duerme tirada en el suelo”, insisten.

Muchos aficionados lamentan que este año no haya podido acercarse a la explanada “La Blanca Paloma”, en referencia a Patti Smith.