La famosa cadena de tiendas de productos electrónicos Media Markt ha decidido ampliar su oferta con nuevos establecimientos. En concreto, la empresa ha anunciado hoy la apertura de 26 centros en toda España pensados para clientes que sí son tontos.

Según varios estudios de mercado, empeñándose en ser fiel al popular slogan “Yo no soy tonto” la empresa dejaba fuera “a una gran parte de la población, por no decir la mayor parte”. De hecho, la compañía recibió varias quejas que intentó subsanar modificando sus carteles: junto a la foto del hombre que afirma no ser tonto, se añadió a otro que decía “Yo un poco sí”. La medida, sin embargo, no era suficiente.

“Consideramos que es justo crear espacios donde los que sí son tontos se sientan identificados, donde se les trate como lo que son: tontos”, argumenta Juan Cantalejo, responsable de la empresa en España.

En los nuevos centros para tontos, los artículos costarán el triple que en los establecimientos habituales, los cajeros se quedarán con las vueltas de las compras y sólo se podrán realizar cambios de productos por otros que cuesten el doble, abonando la diferencia. “Es decir, cosas que sólo un auténtico tonto aceptaría”, en palabras del directivo.

Media Markt inaugurará estos nuevos locales en Navidad y aprovechará para celebrar la Semana Gourmet, en la que se ofrecerán los mismos productos que vende la competencia pero un 30% más caros. “Bastoncillos para las orejas a 70 euros, gorras de propaganda de Caja Rural a 86 euros… todo más caro simplemente porque en el paquete añadimos la etiqueta ‘Gourmet’. Ya hay gente nerviosa preguntándonos si hay lista de espera. Realmente, son muy tontos”, concluye Cantalejo.