“Me han pillado”, ha declarado Pablo Iglesias hoy al mediodía con lágrimas en los ojos y reconociendo que aparece “completamente retratado” en el spot de campaña que Ciudadanos ha difundido los últimos días. Tanto es así que el vídeo ha motivado la dimisión del político al frente de Podemos y su retirada como candidato. “Ahora, y no antes, he entendido que no soy la persona que creía ser”, ha declarado Iglesias en una rueda de prensa convocada de urgencia.

“A la luz del retrato fidedigno que se ha hecho de mí en el vídeo publicado por el partido de Albert Rivera no me queda otra que comunicar mi renuncia como candidato y mi renuncia a las funciones al frente de mi propio partido”, ha dicho el secretario general de Podemos.

“Me han desnudado, se han asomado al interior de mi ser y han sacado el alma negra que llevo dentro, al fin me conozco”, ha insistido Iglesias.

El vídeo de Ciudadanos le ha permitido verse a sí mismo “desde fuera”, según dice Pablo Iglesias, y comprender por primera vez en su vida que es una persona “poco fiable y repugnante”. “Me caigo mal”, ha declarado, reconociéndose a sí mismo “al cien por cien y sin ningún género de dudas” en el personaje con coleta que el equipo de campaña de Ciudadanos ha querido identificar con Pablo Iglesias.

“Han comprendido quién soy en realidad y han dado a entender a los españoles, y a mí mismo, que no soy una persona apta para ejercer la carrera política, para representar a un pueblo o para administrar una institución”, ha reiterado Pablo Iglesias, que tras abandonar la política intentará ejercer la vida que le corresponde: “Estar en el bar, pedir dinero prestado a los colegas y quizá pillar alguna paguita de ‘papá Estado’, como haria la mierda de humano que soy”, según sus propias palabras.

“En el spot aparezco como un gorrón porque le digo al camarero ‘ponme otra y me la apuntas’ y esa es la frase que más veces he pronunciado yo en mi puta vida”, afirma Iglesias. El ya exlíder de Podemos va a intentar convencer a su coalición de que se retire de la campaña “antes de que nos rompan a todos”.

“Voy a votar a Ciudadanos, los héroes anónimos”, ha sentenciado Pablo Iglesias, que ahora insiste en que se le llame “el coletas del anuncio”.