El Ministerio de Educación ha difundido esta mañana los resultados de un estudio que certifica que los simios de zoo de Madrid ya superan a los niños que los visitan en casi todas las competencias educativas, especialmente en matemáticas, comprensión lectora y ciencias.

Tras más de dos años recabando datos y observando el comportamiento de los primates y de los alumnos de Primaria que vienen a verlos, Rosendo Cabrias, experto en Etología Aplicada, confirma que los simios se distraen con las visitas de los niños, a los que arrojan plátanos para ver cómo se pelean entre ellos, cómo juegan con sus genitales sin pudor y cómo intentan quitar la piel de la fruta para lanzársela a modo de arma arrojadiza.

“Hemos tenido que pedir a los monos que no den comida a los críos porque alteran sus hábitos nutricionales y se excitan demasiado”, reconoce un trabajador del zoológico, que señala además que “los maestros no siempre están entrenados para controlar a los niños, que se escapan, corren y gritan mientras los monos los observan entre pasmados y sorprendidos”.

En términos de rendimiento académico, la capacidad de concentración de un mono capuchino (Cepus apella) es un 65% mayor que la de un niño de catorce años. “Pese al escollo que supone no entender el lenguaje hablado, no se distraen con el móvil cuando les das instrucciones y eso les permite adelantar a los críos en comprensión oral”, argumenta Cabrias.

Además, los monos son capaces de romper la punta de la fruta y beber su zumo en menos de cuatro segundos, mientras que un niño suele pedirle a la maestra que le ayude con el abrefácil del tetrabrick porque es incapaz de concentrarse leyendo las instrucciones del cartón.

Dolores Parmalat, portavoz en España de la protectora de animales PETA, pide que se limiten las visitas de escolares al zoológico “porque sus chillidos distraen a los animales y dificultan su proceso de aprendizaje”.

Teniendo en cuenta los resultados de este último informe, el Ministerio de Educación señala en un comunicado que la estrategia a seguir “es clara”. En adelante, el Gobierno “potenciará el ingreso de primates en los centros de Primaria para que las instituciones educativas mejoren los resultados globales”.

De cara al próximo Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes, se intentará que sean los primates y no los niños los que sean evaluados “en orden a mejorar la posición de los alumnos españoles en los informes PISA”.