El centro okupa Banc Expropiat batió ayer un récord de beneficios y se situó en cabeza del ranking de la banca española, superando en un 80% el rendimiento operativo que tenía la entidad en sus mejores momentos, cuando formaba parte de la rescatada Caixa Tarragona.

“Lo hemos petado porque somos la polla, ¿me entiendes? Aquí no nos andamos con hostias, nuestra estrategia de posicionamiento en el mercado ha sido muy agresiva y, partiendo la cara a cuatro picoletos subnormales, hemos logrado previsiones de ingresos de más de 9.522 millones netos dentro de dos años”, declaraba esta mañana Loko Richy, okupa y Jefe de operaciones “back office” riesgo crédito del Banc Expropiat.

Con este hito, la entidad de los okupas podría convertirse en la segunda firma del Ibex en pulverizar la barrera de los 10.000 millones de ingresos.

“En España, el margen neto de interés ha venido mejorando en los últimos trimestres y para los analistas ya está prácticamente normalizado. Los menores costes de financiación han impulsado los márgenes y dentro de nada tendremos a los fachas del Santander comiéndonos la polla”, insiste Richy.

La buena gestión de los okupas no ha tardado en despertar el interés de todos los agentes del mercado y el propio Ayuntamiento de Barcelona está negociando su compra.

“Que se pongan a la puta cola. De momento somos nosotros los que hemos comprado el 80% de las acciones de Citigroup y si nos sale del forro de los cojones compramos Barcelona entera, la okupamos y nos la follamos”, ha precisado el portavoz del Banc Expropiat minutos antes de entrar en la reunión del Consejo de Administración.