Temiendo la posibilidad de que se forme un gobierno estable “capaz de dictar leyes y aplicarlas”, los españoles apelan a la responsabilidad de los políticos tras comprobar que las elecciones del pasado diciembre a punto estuvieron de culminar con la investidura de un presidente.

“Por favor, se ha estado intentando pactar hasta el último momento y es hora de pensar en lo mejor para España y no en tener un Gobierno”, han declarado los españoles esta semana tras leer la prensa y comprobar que los políticos se muestran confiados en la segunda convocatoria de elecciones.

“Estuvimos a pocos votos de hacer que Pedro Sánchez fuera presidente; esperamos que después de las nuevas elecciones no se cometan imprudencias así porque nos jugamos mucho”, han insistido los españoles, totalmente aterrorizados ante la posibilidad de que cualquier partido llegue al poder.

“Oh, Dios mío, esta vez pactarán sí o sí y tendremos instituciones públicas con plenos poderes”, reiteran los españoles.

Las posiciones de salida de los partidos y la experiencia de estos cuatro meses hacen imposible aventurar acuerdos tras el 26-J, pero los españoles temen que varios partidos acerquen sus posiciones y formen una Administración capaz incluso de nombrar ministros.

“Quizá se descuidan, votan sin contar muy bien y forman un gobierno con capacidad para aplicar sus programas políticos y sabe Dios qué más cosas que tengan en la cabeza”, han declarado todos los españoles, exigiendo la máxima precaución a los políticos.

“Oh no, Dios mío, no, no, por favor, que tengan cuidado”, han repetido.