La lista de celebridades que han protestado por cobrar menos que sus homólogos masculinos tiene un nuevo miembro. A Patricia Arquette, Jennifer Lawrence, Gillian Anderson o Robin Wright se ha sumado Letizia Ortiz, la esposa de Su Majestad el Rey de España. La reina explicó en una conferencia en Nueva York este martes que dio un ultimátum a los responsables de la Casa Real para que su sueldo se equiparase al de su marido. Su petición, según ha explicado Ortiz, fue aceptada.

“Les dije algo así como: quiero que me paguéis lo mismo que a Felipe”, explicó la reina en la sede de la Fundación Rockefeller durante el acto. “Siempre se le trata a él como si fuera más importante sólo porque es un hombre”, argumentó.

La reina se dio cuenta, según explicó, de que su figura es “en ocasiones” tanto o más popular que la de Felipe “por lo que quise aprovechar esa realidad y les dije: ‘O me pagáis mejor o hago pública esta situación’. Y lo hicieron”.

De hecho, la reina ha hecho acto de presencia en tantos eventos como su marido en el último año. El sueldo de los consortes se desconoce, aunque el Borbón se embolsaba una cantidad superior a la de su esposa hasta hace poco.

El caso de Letizia Ortiz recuerda al de Gillian Anderson, Dana Scully en Expediente X, que también tuvo que luchar por tener el mismo sueldo que su compañero de reparto, David Duchovny. Como explicó hace unos meses, tuvo que pelear tres años para conseguir “el mismo salario por el mismo trabajo”. La misma situación se repitió cuando se decidió que la serie regresara este año. De nuevo, el estudio ofreció a Anderson un sueldo menor que a Duchovny: la mitad. “Creo que es importante que se diga y que se escuche. Fue sorprendente para mí, dado el trabajo que me llevó que nos pagaran lo mismo en el pasado”, dijo la actriz.