El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha empezado a contactar esta semana a todas las ciudadanas mayores de cuarenta años que no acreditan descendencia para emplazarlas a dar explicaciones públicamente. La petición responde a la nueva normativa aprobada en el último pleno del Congreso de los Diputados en el marco del nuevo Plan de Apoyo a la Familia.

El ministro Alfonso Alonso ha explicado esta mañana que también tendrán que justificarse las mujeres de más de treinta años que no tengan una pareja estable y ni siquiera la estén buscando. Con todo ello se persigue reforzar la institución de la familia y “potenciar un debate social que ayude a estas personas a encontrar una estabilidad, una pareja que las mime y las proteja y unos hijos con los que sentirse realizadas”.

La normativa viene avalada además por “el alarmante descenso de la natalidad que hay que atajar desde las instituciones y desde la sociedad” y también por el creciente número de mujeres que se quedan embarazadas “demasiado tarde” en opinión de los españoles.

Esta mañana se han congregado en la Puerta del Sol de Madrid y en la Plaza de Cataluña de Barcelona más de 500 mujeres que han sido citadas por las autoridades y que, megáfono en mano, deberán explicar por turnos por qué no han tenido hijos aún. Luego, un equipo de orientadores y asistentes sociales analizará estas explicaciones para atender a las afectadas e indicarles los pasos a seguir.

Por criterios de urgencia, se ha citado primero “a las que se conservan bien”, pues sus explicaciones son especialmente demandadas por parte de la sociedad española.

La aplicación de la normativa ha levantado numerosas protestas de mujeres que lamentan que, viviendo en provincias, se tengan que desplazar por sus propios medios a la capital. El ministerio entiende que “los gastos de desplazamiento corresponden a las citadas, que son las que tienen que dar explicaciones”.

A partir del mes que viene, también se citará a las mujeres que vistan así, de esta manera.