El máximo responsable de la NASA, Charles Bolden, ha reconocido hoy en una entrevista en la revista de la Sociedad Americana de Astronomía que la agencia espacial hizo creer al astronauta español Pedro Duque que había viajado al espacio en la misión STS-95 del transbordador Discovery.

“Nos mandaba correos día sí día también pidiendo por favor que lo lleváramos al espacio, que estaba preparado”, explica Bolden, argumentando que les pareció “bonito” que el español cumpliera su sueño “aunque fuera de mentira”.

La NASA valora el interés por la exploración espacial que muestran los aficionados “de países menos desarrollados” y consideró cruel ignorar o rechazar a Pedro Duque. Por eso le enfundaron un traje de felpa comprado en Toys “R” Us y fingieron una misión “con números complicados y gente que le iba diciendo por un ‘walkie talkie’ de Fisher Price que tuviera cuidado, que era una misión muy importante”. Duque pasó muchos nervios pero no perdió la ilusión en ningún momento. “Ya verás cuando me vean los primos”, decía emocionado durante la supuesta misión.

“Le dieron muchos premios en su país y la ilusión aún le dura. Sigue mandando correos porque es pesado, pero ahora ya tenemos filtros de spam más efectivos de los que teníamos en 1998”, apunta Charles Bolden.

En efecto, Duque recibió la Gran Cruz al Mérito Aeronáutico, impuesta por Juan Carlos I, el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional y fue nombrado Doctor Honoris Causa en la Universidad Europea de Madrid, entre otras distinciones.

“Todo esto vale por los regalos de Navidad de los próximos diez años como mínimo”, dicen desde la NASA.

Si Duque sigue mandando dibujos y hablando bien de la NASA en Europa, la agencia no descarta fingir su llegada a Marte. “Pero eso siempre que sus padres nos digan que se ha portado bien”, matiza Bolden.