La Policía Nacional ha recibido esta mañana una llamada del productor de televisión José Luis Moreno, que ha alertado de que ninguna banda de albano-kosovares ha irrumpido hoy en su domicilio. “Puede que les haya pasado algo, a ver si podéis comprobarlo”, ha solicitado.

Moreno se ha levantado hoy a las ocho de la mañana, según explica, y le ha parecido “muy raro” que nadie le haya intentado atacar por la espalda. “‘Se les habrán pegado las sábanas’, he pensado. Pero a las once de la mañana ya he empezado a preocuparme porque son muy puntuales y, si se van a retrasar, suelen dejarme notas amenazantes para que esté al corriente”, dice.

“Igual es fiesta en su país”, argumenta el empresario, que se siente “un poco de bajón, sin saber qué hacer esta tarde”.

A última hora de la mañana, Moreno ha intentado simular un asalto a su vivienda con sus propios muñecos. “No es lo mismo, se pierde el factor sorpresa y, como son de goma, ni siquiera hacen daño”, lamenta.

La Policía ha prometido que iniciará una investigación pero el propio Moreno ha salido a patrullar por su urbanización. “Sólo espero no encontrarlos en otro chalé. Sería un palo muy duro para mí”, ha confesado.