Con la intención de “hacer un poco de sitio” y deshacerse del Universo, Dios, el creador de todas las cosas, ha vendido su creación a una deidad menor por la mitad de lo que le costó hacerlo. “Yo ya no lo uso y prefiero quitármelo de encima aunque pierda dinero”, habría dicho el Altísimo según han informado fuentes del Más Allá y según ha confirmado también el Vaticano.

“Creo que aún funciona, puedes usarlo para probar cosas o como recambio para otros universos”, le ha dicho Nuestro Señor al dios menor que se ha interesado en la compra. El Creador no pensó en ningún momento en que su primera creación fuera “rentable”; de ahí que no le importe perder la inversión y que le interese sacárselo de encima después de seis mil años.

“Este lo hice de prueba y luego hice otro mejor, que es en el que estoy centrado desde hace tiempo”, le ha insistido Dios al comprador. “Era una pena tener este desatendido, de ahí el precio”, argumenta.

diosmenor

Desde el Vaticano, han confirmado que la venta es inminente y desconocen si los fieles se verán obligados a seguir adorando al Todopoderoso o al nuevo dios de inferior nivel. “Padre nos ha abandonado, nos ha vendido de segunda mano”, ha confirmado el Papa Francisco. Según el pontífice, hay que disculpar a Dios porque es lógico que quiera centrarse en los otros universos “mejores que el nuestro” y en los que “no existen el mal, las injusticias ni los homosexuales”.

El Cosmos pasa ahora a manos de J’Him Uhgy “el que siempre vigila”, una deidad de baja categoría que todavía no ha decidido qué hará con el mundo y los hombres que en él habitan. “Quizá les envío un hijo, por probar”, ha declarado según las fuentes.