Tras el éxito de su debut como sustituto de Brian Johnson en la banda AC/DC, el exlíder de Guns’n’Roses, Axl Rose, está en conversaciones con el Partido Popular para situarse también al frente de la formación de cara a los próximos comicios.

Los primeros contactos tuvieron lugar ayer después de la actuación del músico en Sevilla, donde demostró plena solvencia defendiendo temas clásicos frente a 62.000 españoles entregados.

“La situación del partido es similar a la de la banda australiana. Un líder agotado tras años en la trinchera y la necesidad de seguir defendiendo los temas de siempre sin perder la capacidad de liderazgo”, explican fuentes del PP.

“Ayer en La Cartuja quedó claro que el señor Rose puede recuperar la ilusión de los españoles con la confianza que aporta la veteranía”, insisten desde el partido.

El cansancio de Rajoy y la imposibilidad de afrontar otra gira por España son un secreto a voces y la fórmula adoptada por AC/DC, pese a la polémica inicial, ha resultado ser un acierto.

“Nos criticarán, por supuesto, pero cuando vean a Axl Rose defender el proyecto para España del Partido Popular con la energía que le caracteriza, asistiremos a un vuelco electoral”, prometen desde el PP.