La cantante y compositora británica Adele ha suplicado esta mañana, en una nota publicada en su página web, que nadie más la llame por teléfono simplemente para decirle “Hello, it’s me”.

La artista lleva soportando la misma broma desde que lanzó su tercer álbum de estudio en octubre de 2015 y dice que se arrepiente de haber incluido en él la canción “Hello” pese al éxito que ésta ha cosechado.

“No es sólo el teléfono, con las llamadas y los mensajes. También me lo gritan por la calle”, se queja Adele, que estudia demandar por acoso al próximo que le repita el verso de la canción en tono jocoso.

“Me doy por saludada, hijos de puta”, agrega la compositora sin poder ocultar la rabia.

Adele ha aprovechado este último comunicado público para adelantar los primeros versos de su próximo éxito: “Sí, ya sé que eres tú / Reconozco tu voz y además sale tu nombre en la puta pantalla / Porque estamos en el siglo veintiuno / ¿No llamabas para nada en concreto, verdad? / Pues que te jodan”.

Según confiesa uno de sus representantes, Adele ha llegado a echar de menos los tiempos en los que la gente de su entorno le preguntaba “Qué pasa, gordi”.