Respondiendo al notable aumento de veganos en España, el Gobierno se ha propuesto imponer ciertas normas de conducta y exigirá a cualquiera que siga esta dieta a informar de su adscripción al veganismo cada cinco minutos.

“El vegano medio realiza de naturaleza unos seis recordatorios diarios de su condición, uno antes y otro después de cada comida, pero es claramente insuficiente”, explicaba esta mañana un portavoz del Gobierno a los medios. “Vamos a exigirles que recuerden constantemente su veganismo y expliquen, aunque nadie se lo pida, todas y cada una de las razones políticas, filosóficas y personales que les ha conducido a dejar de comer carne”.

“Creemos que la población española lo va a agradecer enormemente, y más ahora que existen las redes sociales y uno puede estar recordando que es vegano a todas horas”, ha insistido el portavoz.

El nuevo reglamento obligará al vegano a compartir cada día en sus redes sociales un mínimo de 15 vídeos desagradables de mataderos acompañados del hashtag #SOYVEGANO y #COMÉISVIDA y no menos de siete recetas de tofu.

“El objetivo de cualquier vegano es que todo el mundo sepa qué dieta está siguiendo. Y si puede intentar convencer a los demás constantemente, mejor”, explica el nutricionista Juanjo Rubín. “Es pesado pero lo dice la ley”, insiste.

“Por cierto, soy vegano. No como carne”, ha añadido el nutricionista.

“De ningún tipo”, ha reiterado.