Antonio Zarzalia, gerente de Zarzalia Solutions SL, tendrá que pagar una multa de 30.000 euros por amenazar sistemáticamente a sus empleados con darles más tiempo libre para pasarlo junto a sus familias.

“Nos presionaba con más y más trabajo y, si nos quejábamos, nos decía que igual estaríamos más a gusto con una jornada flexible que nos permitiera estar con nuestra mujer y nuestros hijos, haciendo la compra, cambiando pañales y preparándole un té a la suegra cuando viniera de visita”, explica uno de los empleados, que ha preferido mantenerse en el anonimato.

Varias grabaciones muestran al ejecutivo insinuando a sus trabajadores que les vendría bien “más tiempo libre para dedicarlo al matrimonio”. Intimidada, la plantilla aceptaba cualquier cosa con tal de que Zarzalia no cumpliera sus amenazas ni les obligara a conciliar.

“He pedido e incluso he suplicado que adelante mi incorporación a la empresa tras mi baja maternal. Ni caso. Me la tiene jurada”, lamenta una profesional del departamento de Administración. “Me tiene encerrada en casa con el bebé todo el día y sé que me necesita en la empresa. Pero él disfruta haciéndose de rogar, demostrando que tiene el poder”, añade.

El Ministerio de Empleo y Seguridad Social considera que este empresario “ha hecho un uso abusivo y sistemático de las políticas de conciliación para explotar a sus trabajadores”. No se descarta que el directivo deba responder también por “maltrato psicológico y vulneración de los Derechos Humanos”.