“Queremos esas pegatinas en más sitios, y que sean más grandes”, han solicitado miles de celíacos autodiagnosticados esta semana insistiendo en imitar a un sector de la población que necesita consumir productos especiales. “Queremos esos macarrones semitransparentes de laboratorio y pegatinas de esas con la espiguita en el paquete”, han reclamado ante los medios.

“Nosotros también nos negamos a consumir ningún producto que no haya sido pensado para nosotros y que no lleve pegatinas”, han reiterado los falsos enfermos, asegurando estar “en una etapa de nuestras vidas” en la que necesitan ser “radicalmente antigluten”.

Estos falsos celíacos, que han decidido imitar los hábitos alimenticios de los enfermos de celiaquía y han dejado de comer pan y otros alimentos que llevan gluten, han informado también de su “firme intención de hacer la compra haciendo muchas preguntas a todo el lmundo” y haciendo como que leen con interés los ingredientes de todos los alimentos.

“No vamos a comprar nada que no lleve pegatinas”, han insistido.

A última hora de la mañana, los celíacos aficionados han solicitado que les den a ellos mismos las pegatinas “para ponérselas a los alimentos que nos apetezca consumir en ese momento”.