La Comisión Académica Sectorial de las Universidades Españolas (CRUE) ha acordado esta mañana una serie de modificaciones en los planes de estudio oficiales de algunas carreras universitarias. La más llamativa concierne a la licenciatura en Bellas Artes, que incorporará la asignatura “Técnicas de ‘Latte Art’ para Restauración” dedicada a enseñar a dibujar bonitas figuras en la espuma del café a los alumnos que acaben de camareros.

“Muchos licenciados se quejan de que en la carrera no se les preparó para trabajar detrás de una barra o cargando mercancía en almacenes”, admite la entidad, que señala además que “el problema es que muchos profesores no cuentan con experiencia en este tipo de trabajos no académicos”. Una situación que irá cambiando con el tiempo “cuando todo el cuerpo docente trabaje también en supermercados o en bares para llegar a fin de mes”.

El sector universitario considera fundamental que el gremio de la hostelería concrete sus demandas “para ayudarnos a formar buenos camareros”. Para ello, se proponen “programas de prácticas intensivas en bares o discotecas” en todos los grados académicos.

“Hasta ahora pagamos a los alumnos un pequeño sueldo a fin de mes pero, si podemos cambiar el dinero por créditos, mejor nos lo ponen”, apunta el gerente de un conocido bar de Barcelona.

“En unos años será imposible estudiar Arquitectura en una universidad pública sin contar con un mínimo de dos años de experiencia habiendo construido hamburguesas de varios pisos en un establecimiento de comida rápida”, sentencian desde la CRUE.

Entre los centros pioneros en la preparación del alumnado para el nuevo mercado laboral se encuentra la Facultad de Ciencias Matemáticas de la Universidad Complutense, donde ya se está enseñando a los estudiantes a calcular con precisión el tiempo que van a tardar en servir las mesas según la hora del día y la cantidad de clientes que tenga el restaurante.

“Contamos con los alumnos mejor preparados en cálculo mental, que podrán indicar al momento a cuánto sale por persona la cuenta de una cena de más de veinte comensales”, asegura el rector de la facultad.

También la facultad de Ciencias Físicas de la Universidad de Barcelona está investigando nuevas técnicas para transportar grandes cantidades de vasos de tubo y platos en una única bandeja sin derramar el contenido. “En Alemania quedarán impresionados por el nivel de los camareros universitarios de nuestro país”, sentencia el jefe de estudios.