Con la intención de asegurarse de que el balón de fútbol rueda correctamente sobre todos los terrenos de juego de Europa, el técnico del Bayern de Múnich, Josep Guardiola, ha solicitado formalmente a la Liga Europea encargarse personalmente de arrancar y replantar el césped de todos ellos.

“El césped no nos está ayudando en esta competición, por lo que querría encargarme personalmente de su cultivo, que puedo llevar a cabo por las tardes”, ha dicho el técnico. Según ha explicado, actualmente el césped no es igual de fuerte que hace unos años. “Le echan mucha química y está muy adulterado, lo que no favorece el juego”, ha dicho.

El exblaugrana apostará, según dice, por métodos de sembrado tradicionales y ecológicos. “El césped estaba muy alto, el balón no rodaba, el césped no debe aspirar a mirar a los hombres a los ojos, hay que domarlo”, insistía ayer Guardiola en la rueda de prensa tras la derrota contra el Atlético.

“Mi apuesta personal es la variedad Festuca Arundinacea Guardiola, que es una variedad de césped que he creado yo mismo a partir de esquejes. Hay que recordar que la temperatura óptima de crecimiento de los ‘Ryegrasses’ está en torno a los veinte grados, por arriba y por abajo de esta temperatura las resiembras reducen su tasa de crecimiento”, explicó el técnico, solicitando también trasladar todos los estadios europeos a regiones aptas para el crecimiento de la hierba.

Según fuentes cercanas a Guardiola, el técnico está desarrollando también una variedad de césped que, según él, sería capaz de jugar al fútbol por sí misma, sin necesidad de jugadores.