Tras las declaraciones de Bertín Osborne publicadas hoy por el diario La Vanguardia en las que el presentador lamenta que en España “ya no se pueden contar chistes de mariquitas”, el Ejecutivo de Mariano Rajoy ha convocado un Pleno Extraordinario con el fin de modificar urgentemente la Ley Orgánica 1/1982, de 5 de mayo, sobre protección civil del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen.

“Damos gracias a los señores Osborne y Arévalo por señalar este déficit democrático y lamentamos que no denunciaran mucho antes esta carencia inaceptable”, reconocía esta mañana la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

“Hay muchos más mariquitas que chistes sobre mariquitas y esto es alarmante”, ha insistido.

La modificación de la ley incluirá un apartado especial dedicado al “mariconeo” en el que se anulará el derecho al honor que limitaba la libertad de expresión de profesionales del humor como Bertín Osborne y Paco Arévalo.

“Por culpa de estas mariconeces mi compañero y yo vivimos en el ostracismo, completamente marginados por los progres y los maricas, que se han adueñado del discurso público”, argumenta Osborne, confesando que “he tenido que recibir a gente en mi propia casa para poder pagar mis gastos porque lo estoy pasando muy mal personal y económicamente”.

El comunicador cree que no poder contar chistes sobre mariquitas le ha llevado a la ruina y al descrédito. “A mí y a muchos cómicos del fascismo de este país”, ha añadido.

Al conocerse la noticia, la Asociación Española de Gangosos ha rogado a Arévalo que siga dando visibilidad a su problemática.