Apuntarse a la estética “hipster” es fácil, pero mantenerse en ella en perfecto estado de revista requiere una serie de cuidados imprescindibles. Los mayores expertos en tendencias gilipollas resumen en cinco pasos las claves para que tu barba luzca tan “hipster” como el primer día.

1. El riego.

La frecuencia con que necesita ser regada la barba “hipster” depende de una amplia gama de factores, incluyendo el tipo de pelo, el grosor y el clima. Aunque no es bueno regarla cada día, los “hipsters” de Malasaña deberán prestar especial atención a la sequedad del cutis, mojándola cuando esté muy seca en una copa de balón. En cambio, los modernos de Barcelona pueden mantener la barba hidratada simplemente con dos copas de gintónic a la semana. Cuando riegues, comprueba que el gintónic moja toda la superficie. Con la mano, salpica la zona de las patillas para evitar que esté más seca y marronosa que el resto.

2. El abonado.

Es necesaria una fertilización periódica para reponer los nutrientes esenciales de la barba. Para ello, restriega la pelambrera por los sofás de cualquier bar “hipster” asegurando que recoges con ella todas las migas de pan biológico y la flora bacteriana de las manchas de yogur ecológico de oveja criada en libertad.

3. Temperatura y luz solar.

La barba de “hipster” sobrevive tanto en interior como en exterior, pero su color será distinto dependiendo de las horas de luz solar que reciba. Procura sacarla a pasear dos veces al día para que el aire la oxigene. Esto le dará volumen y eliminará los restos de comida y tabaco. No sometas tu barba de “hipster” a temperaturas inferiores a los cero grados durante más de cinco minutos. Presta atención a los hielos del gintónic y apártalos con la lengua si ves que se forma escarcha en la superficie de la barba.

4. La poda.

Cada dos meses deberás acudir a una peluquería especializada para podar y dar forma a tu barba. Un pelo desaliñado y demasiado silvestre puede apartarte de la estética “hipster” y hacerte parecer un camionero homosexual. Fíate de los centros de estética con logotipos diseñados por un estudiante en prácticas de un Master de Diseño con más de 10K seguidores en Instagram y que cuenten en el local con un perrito pequeño ladrando todo el rato. Evita experimentos caseros y tutoriales para “hipsters” latinos que circulan por YouTube.

5. El trasplante.

Una vez cada dos años es recomendable trasplantar tu barba a otro “hipster”. Elige a un compañero de confianza que sepa cuidar de ella y siga, como tú, los pasos necesarios para mantenerla sana y fuerte.

Si necesitas consejos más especializados sobre el mantenimiento o el tratamiento de enfermedades (ladillas, postureo, anemia de enebro o parásitos “mainstream”) pregúntale a tu barman de confianza o consulta las viñetas de Moderna de Pueblo.