Sólo unos días después de que obtuviera la libertad condicional, y pese a que confiaba en encontrar un trabajo honrado, Isabel Pantoja ha recibido ya una oferta para dar un último gran golpe, sin riesgos, que le permitiría hacerse rica y retirarse, según fuentes del hampa.

“Me han soplado un asunto, no te lo ofrecería si no mereciera la pena, ¿estás dentro?”, le habría dicho un antiguo compinche a Pantoja dos días después de que ésta abandonara la cárcel.

Según fuentes cercanas a la exdelincuente, ésta habría declinado la oportunidad asegurando que está “completamente retirada” tras el fiasco de la última vez, que le obligó a permanecer dos años en prisión, hasta el miércoles pasado. Según ha podido saber la prensa, sus antiguos compañeros llevaban meses esperando que abandonara la prisión para poner en marcha el plan, “esta vez sin errores”.

“¿Crees que esto es la ruleta de la fortuna? ¿Crees que acumulas el premio y te largas como quien se levanta de la mesa? ¿Retirada? Y una mierda, no me lo trago. Muy bien, te lo voy a poner fácil, ¿vas a hacer el trabajo o no lo vas a hacer? No es una pregunta difícil: ¿Vas a hacerlo? ¿Sí o no?”, habría insistido el hombre de la gabardina tras la negativa de la cantante.

El personaje anónimo habría solicitado a Pantoja que, aunque decidiera no participar en “el golpe”, al menos se pasara por la fiesta que le habían montado “los muchachos” para celebrar su salida del presidio “con chicas y eso”. 

A última hora, portavoces del mundo de la delincuencia han comunicado que Pantoja finalmente ha aceptado la oferta con el único objetivo de cumplir su sueño, que consiste en comprar una finca en Andalucía en la que retirarse para dedicarse únicamente a cantar coplas.