Ryanair, la aerolínea irlandesa que popularizó los vuelos baratos, ha anunciado hoy su intención de seguir “trabajando en la reducción de costes y en la maximización de ingresos” y asegura que intentará que sus aviones vuelen con una sola ala y que aterricen con una sola rueda con neumático de bicicleta de montaña.

“Nuestros pilotos tienen ya experiencia suficiente como para volar con un ala y un motor. Entiendo que les da más seguridad tener refuerzos, pero no somos niños”, explica la compañía.

La aerolínea promete que los pasajeros “no notarán nada” salvo “mejores vistas si se sientan en las ventanas del lado izquierdo, pues el ala que había antes ya no tapará el paisaje”.

“Les confieso que, si pudiéramos prestar el mismo servicio sin el avión, lo haríamos. Estos trastos son ridículamente caros”, protestaba el presidente de Ryanair.

“En serio, estoy convencido de que hay más cables de los que hacen falta”, insistía el ejecutivo, confesando que está examinando “varios tutoriales en YouTube sobre cómo fabricar tu avión con lo que tienes en casa” con el fin de ahorrarse intermediarios.