Se espera que en los próximos años millones de pingüinos vuelvan a su hogar después de entender que les han dado plantón, según ha alertado un equipo de biólogos marinos esta semana.

Un cambio en los hábitos de los pingüinos ha dado a entender que éstos han deducido que, tras millones de años esperando en el frío y evolucionando para adaptarse al entorno, nadie se va a presentar a la cita para la que se habían vestido con su característico traje de noche.

“Están desolados, han pasado generaciones y generaciones esperando de pie a su cita pero al fin se han dado cuenta de que les han tomado el pelo”, ha explicado un biólogo a la prensa. “Llevan tanto tiempo esperando en el frío que han olvidado cómo volar y sus articulaciones se han adaptado lentamente a un medio hostil en el que nadie con autoestima o con una relación estable permanecería mucho tiempo”.

Según los biólogos, los pingüinos han decidido empezar a evolucionar para, de aquí a 50 millones de años, abandonar el incómodo traje de noche y lucir un chándal con zapatillas.